Kumi x Adriana
Estado: Abierto
Una mujer argentina quiere cambiar la vida de un refugiado en Kenya

Sauner Lider: Adriana Fasani

Fecha de inicio: 16/07/2019

Fecha de cierre:

Objetivos

Objetivo 1: Informarse de como dar asilo a Kumi.

Objetivo 2: Dar asilo a Kumi en la Argentina.

Situación actual

Me encuentro en busqueda de personas en instituciones que me guien en como puedo ayudar a Kumi, un refugiado Sudanes en el campo de refugiados Kakuma, a conseguirle asilo en Argentina.

Quien tenga informacion valiosa, por favor, pongase en contacto conmigo.

Participantes

Estas son las personas involucradas en el caso

Tomás Mendez Trongé - Mentor
Adriana Fasani - Sauner Lider

Historia completa

Me llamo Adriana Fasani, soy musicoterapeuta y en Marzo de 2018 partí rumbo a África del Este a realizar un proyecto voluntario que me llevo a diferentes países trabajando con distintas organizaciones. Fue así como llegué al campo de refugiados de Kakuma, norte de Kenia, tierra muy árida, de Turkanas, y camellos.

En las tardes iba a tomar café a Villa Park para terminar el día, lugar donde conocí a Kumi, quien me preparaba el café y era tan amable que empezamos a hablar, así fue como empezó una amistad y fue como  él me contó un día su historia. 

Kumi había llevado los animales a pastar cuando la guerra se desató en Sudán.

Empezó a correr sin siquiera poder volver a su casa a ver si sus padres seguían vivos.

En el camino conoció a quienes ahora son sus primos y viven con él en el campo; Kumi era el mayor, así que ahora en los registros del campo aparece como jefe de familia.

En ese mismo camino, Kumi fue herido con una bala en el hombro, de la que me muestra su cicatriz mientras tomamos un té.

Durante el día Kumi y sus primos se escondían en los árboles y durante la noche caminaban.

Cuando llegaron a la primer ciudad Kumi estuvo internado 3 semanas, y luego de su recuperación y de 1 año y medio trabajando para conseguir el dinero que los sacara a todos de allí, siguieron camino, para ese entonces ya en Sudán del Sur.

Cuando llegaron a la frontera de Sudán del Sur con Kenia, alguien pagó sus pasajes para cruzar. Kakuma los recibió 2 años mas tarde de escapar de la guerra.

Al papá de Kumi lo mataron cuando se desató el conflicto, Kumi se enteró de eso y de que su mamá seguía viva hace un año.

Nos estábamos despidiendo y Kumi me dice: “estoy seguro de que algún día nos vamos a volver a ver, las únicas cosas que no se vuelven a juntar son las montañas”, y a mí se me tatuó esa frase en la memoria y sonreí tanto que la fuerza de la sonrisa me aflojó unas lagrimas. Y yo también estuve segura de que nos íbamos a volver a ver.

Luego de unos meses volví a Kakuma para encontrarme con otras organizaciones y nuestra amistad con Kumi siguió y sigue creciendo hasta el día de hoy.
Es por esto y porque se la clase de persona que es Kumi, trabajador, honesto, sincero, con mucho potencial por explotar y con muchos sueños por cumplir, como por ejemplo: estudiar  algo que lo ayude a tener una vida mejor, es que quiero ayudarlo a salir del campo de refugiados; que hoy no puede ofrecerle nada de todo esto.

Y  pensar en la posibilidad de que tenga una vida mejor, una vida en la que soñar sea posible, en la que los días sean distintos y en la que las pequeñas y simples  cosas de las que la mayoría de nosotros disfrutamos, sean posibles para el también; una ducha de agua caliente, una lámpara prendida para leer un libro, un trabajo que no implique correr 14 hs diarias 7 días por semana por menos de 80 dólares y otra infinidad de cosas pequeñas que sé que Kumi con un pequeño empujoncito de nuestra ayuda lograría.

 

Sobre todo, sueño con que Kumi pueda soñar y tener la ilusión de que eso que sueña, algún día se va a hacer realidad.

Este caso necesita
los siguientes roles

Profesional

ONG

Ente Gubernamental

Información adicional sobre
Sauners necesarios:

Funcionarios de cancillería, CONARE o ACNUR

Sauner Lider: